Etiquetas

, , , , , , , , , ,

16334672

Mapa del camino desde Santa Marta hasta Valencia de Jesús y Valle Dupar. Siglo XVIII. En: Archivo General de Indias

En medio de una polaridad intrafamiliar entre realistas y patriotas, una maravillosa RED DE PRIMOS tuvo lugar en la costa atlántica, que contribuyó al logro de la Independencia del Reino Español en tiempos del Rey Fernando VII:

LA CIUDAD DE LOS REYES DEL VALLE DE UPAR O VALLE DUPAR

Hacia 1793 la población del Valle Dupar y su jurisdicción alcanzaba al 26% de la total de la Provincia de Santa Marta, con casi 12.000 habitantes. Su composición era un 59% de “libres de todos los colores”, esclavos un 22% y blancos un 20%.

El Teniente Coronel del Regimiento de Milicias Disciplinadas de la ciudad de Santa Marta, Don Jose Manuel Alonso Fernandez de Castro y Aguilera, natural de esa ciudad y vecino de Valle Duparrealiza testamento el 9 de mayo de 1803, por hallarse “gravemente enfermo con accidentes que Dios nuestro Señor ha servido darme”; y dicho testamento no es terminado, pues hay una anotación del Notario al final, que dice que por haberse retirado, y luego mientras se escribía, falleció el testador; solo hay firma de este notario al final. En él, dijo ser casado con doña Maria de la Concepción Loperena y Ustariz, hija legitima del Sargento Mayor Don Pelayo Loperena y de Maria Josefa Ustariz y de la Guerra, quien aportó al matrimonio $3.020 pesos, y él la misma cantidad según sus propios cálculos. Se declara poseedor de dos Mayorazgos (en Ciudad Real y en Burgos) recibidos por legítima sucesión; poseedor entre otras cosas, de dos haciendas: “Sabana de Zorro” y “Sabana Grande”, 26 esclavos, dinero y una casa en adobe y teja “frontera” con la iglesia.

Sus hijos fueron:

  1. Don José Antonio Fernández de Castro. Primogénito. Alcalde Ordinario de Valle Dupar en 1812, miembro del Cabildo. Su testamento está fechado en 1792, donde aparece como poseedor de la Finca “Pedregal”. No contrajo matrimonio ni se le conoció descendencia.
  2. Don Pedro Norberto Fernández de Castro. Testó en 1821 en Valle Dupar. Poseedor de las fincas “Sabanas de Zorro” y “Juan Prieto”. Casó con Maria Josefa Maestre Bolaños, hija de Vicente Mestre (antes de 1800 este apellido se escribía Mestre) y de Ana Joaquina Bolaños. Fue Capitán de la República. Ya había fallecido en 1835. Fue el encargado en 1811 de entrevistarse en Santa Fe con la Junta Independiente que presidía el Dr. Jorge Tadeo Lozano, y regresó con órdenes de reunirse con Don Manuel Rodríguez Torices en Cartagena de Indias (su pariente, por el lado materno Quiróz); en dicha ciudad se hospedó junto con su comitiva, en casa de su tía doña Gabriela Fernández de Castro (casada en primeras nupcias con su primo Don José Antonio Díaz Granados y en segundas con don Pedro Fernández de Madrid, madre de don José Fernández de Madrid, importante personaje de la Independencia); de dicha comitiva formaban parte también Don Pascual Díaz Granados y Núñez Dávila, Don José Francisco Maestre y Don Arcisclo Arzuaga. Don Pascual era casado con la vallenata Doña Juana Francisca Pumarejo (hija de Don José Manuel Pumarejo y Doña Petronila de Araújo). Sus hijos fueron Valerio, Juan Bautista, Margarita, y José Antonio Fernández de Castro Maestre.
  3. Doña Maria Rosalia Fernández de Castro. Casó con Don Rafael Diaz Granados. Figura en documentos notariales de Valle Dupar vendiendo la finca La Jagua en 1837.
  4. Maria Concepción Fernández de Castro Loperena. Casó con Esteban Diaz Granados y Diaz Granados, de Santa Marta.
  5. José Manuel Fernández de Castro. Casó con Maria Francisca de Rojas Oñate, hija de Sebastián Rojas y de Tomasa Oñate. Teniente de Gobernador en 1793. Dueño de las fincas “Ceibotes” y “Rebesado”. En 1838 vende la finca “El Limonal” a José Maria Durán. Toribio Maestre le vende en 1825 la finca “Mariangola”.  Otorga testamento en 1803 y en éste se encuentran relacionadas las fincas “Sabana de Zorro” y “Sabana Grande”. Sus hijos fueron: María Francisca, Graciela de los Reyes, y José Manuel Fernández de Castro Rojas.
  6. Pedro José Fernández de Castro. Refiere el genealogista Maestre Orozco que casó en España y se desconoce si tuvo descendencia.
  7. José Maria Fernández de Castro. Casó en la Ciudad de los Reyes del Valle de Upar el 20 de noviembre de 1832 con María Magdalena Diaz Granados Pumarejo, hija de Pascual Diaz Granados y Juana Pumarejo, dispensado un parentesco de cuarto grado de consanguinidad.  Sus hijos fueron:
    • Rosalía (casó con Jose Maria Baute Borrego, hijo de Nicolás Baute y Josefa Borrego),
    • Diego de Jesús (nacido el 20 de julio de 1833) y
    • Manuel Fernández de Castro Diaz Granados.

Don José María tuvo otro hijo con Doña Maria Josefa Araújo Corzo (hija de Don José Antonio Araújo y Doña Fernanda Corzo) a quien bautizaron el 29 de abril de 1830, como Pedro Norberto de Castro,  sus padrinos fueron Carlos Rojas y María Trinidad Araújo; Pedro Norberto casó con Margarita Baute Borrego (hija de Nicolás Baute y Josefa Borrego) y fueron padres de José María “Pepe” Castro, Celso de Jesús, Guillermo Tell, Ana Rosa, Joaquín Marcelo, María Concepción Damiana y Adela Castro Baute. La señora Maria Josefa Araújo, posteriormente contrajo matrimonio con José Manuel Suárez Pérez (hijo de Manuel de Jesús Suárez y Jerónima Pérez). Falleció Pedro Norberto el 29 de junio de 1877.

Doña María Concepción Loperena tuvo un hijo póstumo, es decir, que nació después de la muerte de su padre y que supongo falleció muy tempranamente, pues no se encuentran registros de él ni ella lo relaciona en su testamento.

conventoStoDomVdupar

Convento de Santo Domingo. Valledupar. Foto archivo Rafael Martínez. En: Credencial Historia

El legado de “la Loperena” como se ha llamado hasta ahora, se extendió más allá del aporte a la independencia de Colombia en las luchas patriotas en Valledupar, Río Hacha y Chiriguaná, pues contribuyó grandemente a la educación con el apoyo obtenido del Presidente Francisco de Paula Santander, para abrir el primer colegio oficial de la región, que funcionó en el convento de Santo Domingo; y en 1940 mediante la ley 95 de la República, se fundó  el Colegio Nacional  Loperena en su homenaje, que aún existe en Valledupar.

SANTA MARTA

Doña María Concepción Fernández de Castro Loperena casó con el abogado don Gabriel Díaz Granados y se establecieron en Santa Marta; de los pocos abogados de esa Provincia; región que en su momento se caracterizó por ser leal al Rey Fernando VII , y parece que don Gabriel fue el único abogado allí después de las luchas de independencia. Era graduado del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario. Bautizan a su hija Maria Cecilia Díaz Granados el 23 de noviembre de 1812 en la capilla de El Sagrario, de la Catedral de Santa Marta.

CATEDRAL ANTIGUAstamtaSxix

Catedral antigua de Santa Marta. Siglo XIX. Acuarela de Edward Mark.

Existen muchos parentescos en diversas generaciones, entre estos dos linajes, comenzando con el matrimonio de la hija del español don Nicolás Fernandez de Castro y Aguilera, que dio lugar a varias ramas de Díaz Granados. El trabajo de Gilberto E. Díaz-Granados Molina, sobre las Genealogías de los Díaz Granados es un excelente complemento en este sentido.

CARTAGENA DE INDIAS

CartagenaSXVIII.png

Recreación digital de lo que debió ser Cartagena de Indias en el siglo XVIII. Tomado de video en you tube,

Los parentescos estrechos entre los Fernández de Castro y los Díaz Granados, los Fernández de Madrid, y los De Nárvaez, definitivamente influyeron en esta “Red” independentista que mencionamos. Refiere Pedro Castro Trespalacios, que:

Desde Cartagena de Indias doña Gabriela Fernández de Castro interviene para que la Junta de Gobierno de Cartagena envíe una comunicación al Cabildo de Valle Dupar para que se adhiriera al movimiento de independencia nacional. Ella escribió cartas a su sobrino José A. Fernández de Castro Loperena, a su cuñado don Pascual Díaz Granados y a Doña María Concepción Loperena.

El 10 de marzo de 1813 doña Gabriela Fernández de Castro envía una comunicación a doña Concepción Loperena  expresándole la satisfacción del Dr. José María García de Toledo y del Presidente Dr. Rodríguez Torices por su labor y añade en su carta la siguiente reflexión a partir de su participación en estos eventos: “…también me ha hecho pensar el papel importante que puede desempeñar una mujer aquí en el ajetreo democrático y en las luchas cívicas por el bien común.”…

ALGUNOS HITOS EN LA INDEPENDENCIA DE ESTA REGIÓN

según Castro Trespalacios

  • el 31 de diciembre de 1812 llego Simón Bolívar a Chiriguaná. Desde Valle Dupar viajó a entrevistarse con él un grupo compuesto por: María Concepción Loperena (viuda de Fernández de Castro), su hijo Pedro Norberto Fernández de Castro Loperena, Acisclo Arzuaga, José Francisco Gutiérrez, Rafael Araújo, José Antonio de Quiroz y Francisco Luis Soto. Allí doña Concepción Loperena y el Coronel Eugenio García, recibieron instrucciones  para hacer el pronunciamiento de independencia.
  • el 04 de febrero de 1813 el Cabildo de Valle Dupar en sesión pública proclamó desde la casa de José Dolores Céspedes Quiróz, la independencia de la ciudad. Quien leyó leyó el Acta fue doña Concepción Loperena, por tener ella instrucciones del Libertador y haber apoyado su causa:

Loperena

Sea notorio a cuantos esta acta vieren, como yo, doña María Concepción Loperena de Fernández de Castro, mujer libre de origen realista, pero hoy republicana, a nombre del Cabildo de Justicia y Regimiento de esta ciudad ilustre, proclama libre e independiente a esta ciudad de Valle de Upar del Gobierno español y la somete a los auspicios del Supremo Presidente S.S. Jorge Tadeo Lozano, y hace sabedores a todos los aquí presentes que la ilustre ciudad sea por acta ahora que son las diez de la mañana, libre y dispuesta a luchar por conseguir la libertad de todos los pueblos que guardan unión por el vínculo indestructible del idioma y del pensamiento. Pongo a disposición del Gral. Simón Bolívar  300 caballos de mis haciendas que llevare en persona al ilustre general. En presencia de todos exijo juramento de fidelidad y quemo por mis propias manos los retratos y armas de escudos de S.M. Y ordeno en nombre del Cabildo de que hablo poner los pechos valientes al sacrificio en aras de la libertad de los pueblos dirigidos por Su Excelencia Jorge Tadeo Lozano.”  (Negrillas de la autora de este blog)

En constancia firman el Acta de Independencia : María Concepción Loperena de Fernández de Castro, José Valerio de las Caxigas (Regidor), Nicolás Baute, José Vicente Maestre (Regidor), Vicente S. Maestre,  Juan de Plaza (Alcalde ordinario), José Vicente Ustariz (Regidor), Rafael Díaz Granados (Procurador General), Antonio Fernández de Castro (Alcalde ordinario), José I. Quintero, Israel de Quiroz, Rafael Araujo, J.M. De Pumarejo, José Dolores Céspedes, Pedro Fernández de Castro, Rafael de Armas, Agustín de Aroca, Luis Mel de León.

  • En 1818 las fuerzas españolas atacan Valle Dupar y el coronel Juan Salvador Anselmo Daza  destituye todas las autoridades y establece nuevamente un gobierno realista.
  • Como represalia con doña Concepción Loperena, se ordenó su apresamiento, y al no encontrársele (se escondió en su finca el Limonal, con la ayuda del hijo de un esclavo suyo que se convirtió en edecán del libertador, llamado José Antonio Ramírez) le fueron confiscadas la mayoría de sus bienes.

 

MARÍA EMILIA NARANJO RAMOS

BIBLIOGRAFIA

Índice de Protocolos y de Registro Civil de la Notaría de Valledupar -elaborado por la British Petroleum Company en 1941-.

Family Search. Registros parroquiales, El Sagrario, Santa Marta.

Mestre Orozco, Alfredo. El Padre Valentín. Genealogías Vallenatas. Valledupar. 2004.

Sourdís Nájera, Adelaida. La Independencia del Caribe colombiano 1810-1824. En: http://www.banrepcultural.org/biblioteca-virtual/credencial-historia/numero-242/la-independencia-del-caribe-colombiano-1810-1821.

Página web “Personajes de la Ciudad de los Reyes, Valle de Upar y la Región Caribe de Colombia”. Acceso en mayo 2018.

Díaz-Granados Molina, Gilberto E. “Los Díaz Granados. Genealogía”. Documento de trabajo. Acceso en: mayo de 2018 por internet.

Castro Trespalacios, Pedro. “Culturas Aborígenes cesarenses e Independencia de Valle de Upar”. Casa de la Cultura de Valledupar. 1979.

Anuncios